Robert Stieghorst

Es la conciencia de lo que está por venir, de lo que se avecina catástrofes y eventos de un alcance apocalíptico que caracteriza a los collages de Robert Stieghorst. Están inmersos en ese famoso sentido de la maravilla, conocido por los adeptos del género de ciencia ficción como una experiencia de núcleo, también reconocido como la presencia de lo sublime en tiempos seculares y que se ve reforzada en las obras de Stieghorst por la elección de sus temas.
Existe una discrepancia entre las narrativas que operan a una escala inmensa, como aptos para las narrativas en el ámbito de ese campo y el modesto tamaño de las obras y este desequilibrio crea una sensación de gravedad, reflejado por las composiciones de las obras en las que a menudo las cifras se sitúan en el nivel más bajo de la imagen, mientras que por encima de los planetas y los soles, estructuras y acontecimientos están todavía amenazando con caer. La gente en los collages de Stieghorst están casi siempre observando un acontecimiento cósmico y con frecuencia se ven desde la parte de atrás, es decir nos fijamos en las cifras que replican nuestro acto de mirar, que es otra indicación sobre el carácter introspectivo de las obras.
Aunque sus temas son grandiosos rechazan la tentación del espectáculo. Esta actitud puede explicar la elección del medio de collage que, por su propia naturaleza, es a la vez trágico e irónico, deja un espacio para Incertidumbre, una calidad no puede vivir con espectáculo.
Robert Stieghorst elige el collage como su medio de expresión ya que le permite una nueva sintaxis. Tiene un arsenal sin fin de imágenes y como si se tratase de bricolaje construye a partir de imágenes destinadas a existir en diferentes contextos. Se puede decir que restablece la realidad en la que ya existían esas imágenes y les da un nuevo significado y una nueva perspectiva. Es un método híbrido que inicia un tercer espacio donde las verdades conocidas comienzan a temblar y se revalidan, un espacio cuya dinámica asociativa no está clara. Este estado de desequilibrio, que se refleja una y otra vez en las mismas composiciones de las obras, de forma similar a la forma literaria del centro y su intertextualidad excéntrica está ahí para despertar a los muertos y para reiniciar la imaginación, un acto muy necesario en tiempos donde esta cualidad humana está desapareciendo sistemáticamente a través de las gafas que causan ceguera.
Y éstas son las razones por las que tengo un gran respeto hacia la obra de Robert Stieghorst.
Escrito por Doreet LeVitte-Harten (Historiador)

Breaking Lemmings ©Robert Stieghorst 2015 They came from nowhere Robert Stieghorst 2015

Trying to reach Robert Stieghorst 2015 Two opinions - one truth Robert Stieghorst 2015

Deja un comentario